top of page

Protege el futuro financiero de tu hijo con necesidades especiales

Este tema es muy importante para mí porque formo parte de un equipo de asesores de planificación financiera, pero sobretodo porque mi hijo Juan Diego de 9 años tiene una discapacidad provocada por un accidente cuando tenía año y medio de edad.


Si bien es cierto, a todos los padres nos preocupa el futuro de nuestros hijos, para los padres de niños con discapacidad, pensar en quién los va a cuidar y cómo se van a mantener cuando no estemos, es algo que de verdad nos quita el sueño. Nos preocupa que sean “carga” financiera para sus hermanos, o algún otro familiar. O peor aún, que queden completamente desamparados o no cuenten con la calidad de vida que merecen.


Por mi experiencia, me atrevo a recomendar los siguientes puntos:

1. Siempre debes contar con una póliza de gastos médicos desde antes de buscar bebés para que ya nazcan cubiertos por una póliza. Dado que algunas condiciones no son asegurables, si tu bebé nace con alguna de ellas o la adquiere a lo largo de su vida, cuando quieras asegurarlo, no podrías hacerlo. Aún en casos en que el tratamiento de ciertas condiciones muy específicas no esté cubierto, de todas formas tu hijo contaría con la cobertura para cualquier otra enfermedad o accidente que pueda suceder en cualquier momento de su vida.

2. Pensando en el momento en que tú no estés, lo mejor que puedes hacer es contratar una póliza de vida con cobertura vitalicia en donde tú seas el asegurado y tu hijo con discapacidad o el tutor o guardián legal que designes sea el beneficiario. De tal forma que cuando faltes, el dinero del seguro será para cubrir las necesidades de tu hijo. Dentro del mundo de los seguros, hay varias opciones que se pueden analizar a detalle de la mano de tu asesor.

3. Otra recomendación es contratar lo más pronto posible, un plan de inversión que vaya capitalizándose con el tiempo, para que tengas un fondo para la manutención de tu hijo o para hacerle frente a cualquier emergencia que no puedas cubrir, gastos de enfermería, terapias, gastos médicos, etc. O igualmente dedicarlo para su manutención cuando tú ya no puedas hacerlo.

4. En todo caso, es importante que dejes un testamento con las instrucciones para el manejo del dinero que destinaste para tu hijo, y en el que especifiques bien la distribución de tu patrimonio si hubieran más herederos como otros hijos. Siempre debes buscar la ayuda de un abogado con experiencia en este tema para dejar a tu hijo lo más protegido posible.


Planificar el futuro es muy importante para una persona económicamente activa, pero es vital cuando hablamos de un niño con necesidades especiales que podrá convertirse en un adulto que no pueda mantenerse por si mismo y que llegue a necesitar cuidados durante toda su vida. Lo mejor que puedes hacer es empezar lo más pronto posible con un plan para tu hijo y que su futuro no quede a la suerte.


Si conoces a una familia con un hijo con necesidades especiales, por favor compártele esta información y dile que se acerque a un asesor de Goque para contar con la guía adecuada. Puede hacer una diferencia enorme en la vida de esa familia. Tenemos varias opciones que pueden adaptarse a cada situación y podemos llevarle de la mano en este proceso.


“Grandes esfuerzos por grandes motivos es la mejor definición de una vida feliz .” William Ellery Channing

1 Comment


Siempre he creido que los padres de hijos especiales tambien son padres especiales. Que bien que hoy dia tengamos herramientas tan valiosas para atender esas necesidades.

Like
bottom of page